5/8/16

Hola que tal

Málaga, España





jkasjdlaksjdlakjsflkdsf hola hola


25/5/16

¿Por qué nos resulta tan complicado ligar?

Hogwarts

Eso de que a las mujeres no nos gusta hablar de sexo es una mentira como una casa. Es raro el día en el que quedo con mis amigas y no acabamos hablado de lo mismo. ¿Monotemáticas? Puede, pero ¿qué queréis que os diga? A mí eso me da la vida. ¿Que puede que algunos eso lo vean mal? Pues sólo tengo algo que decirles: 

QUE OS DEN

Dicho esto, el otro día me sorprendí muchísimo cuando hablando con dos compis me di cuenta de que no era la única que pensaba lo mal que estaba el mercado a la hora de ligar. Ya llevo casi dos años con pareja, pero antes de conocer a mi Highlander, la decepción cada vez que salía y volvía a casa para reflexionar sobre los descerebrados que sólo se me habían acercado para meterme mano sin mucho éxito o los borrachos con ego de guaperas subidos que habían intentado engatusar a mis amigas. 

¿El resultado? La pereza absoluta y abstinencia voluntaria. 

¿Qué demonios le pasa a la gente hoy en día? Parece que salir es sinónimo de polvo fácil o al menos es la intención que tienen la mayoría de las personas. Cada vez que alguien me dice que le apetece buscar pareja, mi respuesta es la misma: hazlo a la luz del día

Cada vez que mi chico y yo hablamos de cómo nos conocimos me dice: «¿Te acuerdas del interrogatorio al que me sometiste?». Y es que soy la persona más preguntona del mundo. Quiero saberlo todo, analizarlo todo, ver cómo puede encajar esa persona conmigo... y para eso necesito preguntar.  Casi dos meses de conversaciones diarias por Skype preguntando, conociendo, asegurándome de que no era ningún loco descuartizador, viendo si era divertido, comprobando que no solo quería conocerme por mi cuerpo y adiós. 

Ay, curiosetes, ¿que qué tipo de preguntas? Bueno, mis preferidas siempre han sido: 

Si fueras un animal, ¿cuál serías? (si tuviera que contratar a alguien, siempre se la soltaría)
¿Cuál es tu libro favorito?
Si solo pudieras comer una sola cosa el resto de tu vida, ¿qué sería?
¿Qué tienes en tu cajón de la mesita de noche?
Tu recuerdo más preciado. 

Así que imaginad el pobre que debió sentirse como en una de esas salas de interrogatorio mohosas de las series americanas. 


Qué pena, ¿no? No por él, claro (quien algo quiere, algo le cuesta), sino por la situación actual. Siempre me he considerado más una cazadora que una presa. Prefiero ligar a que me liguen. El juego, la adrenalina. Por mucho que el Highlander diga, fui yo la que se lanzó al primer beso, pero ¿con este panorama? Ni loca, así de claro os lo digo. 

¿Entonces está todo perdido? ¿Igual debemos invertir en pilas de ahora en adelante? (cosa que por otro lado os aconsejo 100% jijiji tengáis novio, amiguetes o no). Ni mucho menos. Como para prácticamente todo problema del siglo XXI, Internet tiene la solución. Y muy buenas y al alcance de cualquiera. 

¿Os gustaría que escribiera una guía de cómo ligar en Internet y que no te den canalla por liebre? Pues decídmelo en los comentarios que yo encantada comparto saber popular internetero ♥

9/5/16

De nuevos comienzos después de la lluvia


Soy una persona afortunada. En las raras veces en las que me da por pararme a mirar todo lo que tengo, no puedo evitar darme cuenta de la suerte que tengo por tener a todas las personas que me rodean. Una familia que me quiere, un novio que me adora y unas amigas que valen su peso en oro. 

Y todos ellos son la razón por la que el 90% del día me haga la fuerte y finja que lo que me está pasando todo esto a mí. ¿Sabéis lo harta que estoy de ver la pena en la mirada de la gente cuando me pregunta que «cómo estoy de lo mío»? Me he pasado meses creyendo que iba a ser de ese 80% con suerte que al final no acababan teniendo nada. Las estadísticas estaban de mi lado. Que ese bultito en mi cuello acabara siendo C era un posibilidad muy remota y a eso me agarraba. Todas las pruebas daban negativo y aunque la doctora estaba empeñada en que era un falso negativo dentro de mí, la esperanza de que la equivocada fuera ella, ardía con mucha fuerza. 

La gente me mira con pena, pero yo me encuentro bien. Muy bien, de hecho. Entonces me pregunto si volveré a ser una optimista estúpida. Si ellos saben algo que yo me he negado a leer en Internet. 

Por eso sonrío la mayor parte del tiempo y bromeo y digo estupideces. Cualquier cosa con tal de no tener que pensar en que dentro de dos meses me darán los resultados de la última prueba. Dos meses para saber si esta pesadilla ha quedado atrás o si hay que seguir luchando contra ella. Y tengo miedo, aunque no lo demuestre más que unas pocas veces y en la intimidad. 

Juro que mi intención cuando he empezado a escribir esta entrada era hacer la típica entrada de apertura del blog. De esas que no se dice apenas nada pero que pides a la gente que te siga leyendo. Lo he hecho y la he borrado al minuto porque me parecía demasiado falsa. No quiero fingir aquí. Aquí la máscara puede caer sin avergonzarme de la llorona miedica que hay detrás.

Prometo que el próximo post será mucho más alegre ♥


Latest Instagrams

© Leara Martell. Design by Fearne.